¿Y por qué de los Tiburones de La Guaira?


Sergio Machado, Deyrán Corro (caraquista por cierto) y Valentina Artiles (la gorra del medio es suya).

Aún bajo riesgo de que muchos encuentren estas líneas como diana de insultos, me atrevo a lanzarlas. Aún en peligro de que algunos duden de la solidez de mis aficiones, me aventuro a contarles. Hoy, en el aniversario 48 de los Tiburones de La Guaira explico por qué Tiburones y por qué ¡Pa’ encima!

No sé si nací con afición por algún equipo. Siempre he admirado a quienes expresan con creíble seguridad que nacieron con los colores de su equipo, pero es curioso porque he visto bebés nacer tanto por parto natural como por cesárea y a ninguno he visto uniformado.

Está claro que hay quienes inician sus aficiones tan tempranito que nunca recuerdan haber sido neutrales. Mi caso fue distinto, recuerdo haber estado aburrido porque no le iba a nadie y decidí divertirme aupando a los Leones del Caracas. Era el equipo al que le iba mi hermano y -como casi siempre- me copié. Así es, el primer equipo al que le fui era el Caracas y eso se extendió por unos 20 años.

Todavía en la primera final entre Caracas y Magallanes de 1994 era caraquista. De hecho, llegué a la Serie del Caribe en Puerto La Cruz sin cabello, totalmente afeitado y aún no era calvo. ¿La razón? Luego de los errores de Henry Blanco en el sexto encuentro aposté a que si Caracas perdía la final me dejaba rapar el pelo por mis amigos. Ya saben qué pasó.

No hubo una sola razón para dejar de querer al Caracas. Hubo un cúmulo, una sucesión. Desde que comencé a trabajar en el estadio, paseando de dugout en dugout y clubhouse en clubhouse, progresivamente le perdía cariño a los Leones. El trato por parte de “los seguridá'”, la arrogancia de algunos personajes y las dificultades para lograr el trabajo eran cada vez más grandes.

Y así de sencillo, como dice la canción, “Se nos rompió el amor”… Me aburrí de ser del Caracas y quedé huérfano de equipo querido una vez más.

Por esos días un proyecto de televisión me llevó a trabajar con Magallanes durante un par de temporadas y, aunque tenía que representar a ese equipo y hasta lucir sus colores, nunca me volví magallanero. Era más bien un asunto de estar, como dicen los actores, “en personaje”.

Y menos mal, porque por allá no me quisieron más. No sé si me botaron o no me recontrataron, pero lo cierto es que el proyecto continuó y entiendo fue (o es) bastante exitoso.

En medio de reflexiones, desempleado otra vez, cerveza en mano y quizás en el estadio Universitario o en El León después de un juego, comencé a sacar cuentas…

Siempre me he llevado bien con los fanáticos de Tiburones; no hay nada mejor en un estadio de beisbol que La Samba; el primer pelotero profesional al que entrevisté fue a Felipe Lira; el ‘Café’ Martínez me invitaba a tomarme unas cervezas mientras escuchaba salsa brava después de los juegos en el clubhouse, nada más “pa’ hablar del juego de hoy”; Carlos Subero se sentaba a analizar conmigo cada juego y corregía mis desaciertos como comentarista en mi cortísima pasantía por Omnivisión; Jorge Velandia me saludaba aún fuera del terreno de juego y hasta coincidí con importados (JD Noland por ejemplo) en algunas fiestas por ahí…

Y entonces salió la conclusión: ¡Pana yo lo que soy es guarista!

Por una de esas cosas del destino, feliz e infeliz a la vez, nueve días antes de la pesadilla de los deslaves de Vargas en 1999, estuve en la casa de ‘Peruchito’ Padrón.

La asignación era entrevistarlo a él y a su familia para un especial del programa ‘Play Ball’ sobre su plan para renovar a los Tiburones. Finalmente, por aquellos días, el chamo Padrón había asumido la responsabilidad de gerenciar al equipo y tenía muchísimas ideas y entusiasmo. Durante el mismo año su papá había muerto y para el heredero la tarea se convertía también en una deuda de honor.

Mi viejo, gran amigo de Padrón Panza, me confesaría luego que en la pauta también estaba la intención de que conociera a ‘Peruchito’ y pensáramos en trabajar juntos, compartir ideas.

Entrevistamos a ‘Peruchito’, a su esposa Marián, sacamos videos de su hijito de 6 años jugando pelota en un campo cercano dentro de Los Corales y, aunque no quiso hablarnos en cámara, pudimos capturar en algunas tomas a la tímida Nelly, viuda de Padrón y madre de Pedro Padrón Bríñez.

Las entrevistas fueron grandiosas y las conversaciones posteriores mejores aún. Ya Peruchito volaba con sus ideas. Quería un mejor equipo dentro y fuera del terreno, un programa de TV, shows radiales, un sistema moderno de venta de entradas, mejoras al estadio, un departamento de prensa dentro de la organización y más.

La única que sobrevivió fue Marián… Obsesionada con la idea de encontrar a su esposo y a su hijo aún 2 ó 3 años más tarde…

Después de la sumatoria, viéndolo todo desde Barquisimeto (allá se producía Play Ball) mi nomadismo finalmente claudicaba.

¿Cómo dejo de ser de La Guaira?

Para mí es, al mismo tiempo, afición y deuda de honor… ¡Pa’ encima! ¡Siempre!

Advertisements

8 responses to “¿Y por qué de los Tiburones de La Guaira?

  1. Rosangela Pérez

    Oye, me siento ultra identificada contigo… Yo tampoco naci siendo Guairista. Aunque mi padre lo es, vengo de una familia minada de fanáticos del Caracas… entre los cuales estuve hasta hace apenas dos temporadas, aunque nunca me sentí muy orgullosa de sus triunfos y siempre sentí a La Guaira como un equipo con una fanáticada hermosa, con una humildad a prueba de de balas y una lealtad increible. Poco a poco me fui decepcionando de la fanaticada caraquista, de la actitud caraquista y eso me hizo pensar algo: “Quiero un hijo Guairista, con esa actitud, con ese carisma, con esa humildad.” ¿Pero como sucedería eso? Si toda mi familia es caraquista, yo lo soy… Solo había dos formas… O teniendo una pareja Guairista (Cosa que no planee, soy feliz con mi tigrero) o siendolo yo. Al final termine optando por la segunda. No me costó nada, siempre me he sentido identificada con estos colores. Mi familia se burlo y me criticó… Pero a cambio gane una gran familia con mis amigos fanáticos que no tiene desperdicio… esta cofradía me produce orgullo y no la dejaría nunca. Es una cuestión de amor.

  2. hola
    gracias por compartir sus historias…
    la mia cuenta…. que en un pueblo llamado Punto Fijo, en la Peninsula de Paraguana, desde muy pequena, escuchaba el batazo de la suerte del Musiu Lacavalerie… y su progama de el batazo de la suerte, era mi preferido, con su gatico simpatico y la joyeria arte Katino … y el a su vez era el narrador de nuestro circuito… por ahí comenzo mi amor al equipo oyendo al Musiu y sus locos comentarios, y en donde siempre se metía con el comentarista estrella del circuito y decia, aqui los dejo con Tom Gonzalez que se vino en chivo hasta la capital…Tom Gonzalez … el orgullo de Punto Fijo
    ellos en el circuito decian VEAN BASEBALL POR RADIO…y era verdad, uno los escuchaba y parecia q lo estuviera viendo…

  3. Néstor Daniel

    Que excelente el artículo, son muchos los valores que nos mantienen como aficionados de Tiburones de La Guaira, la lealtad a unos colores, el sufrimiento temporada tras temporada, la humildad de los seguidores, la samba como símbolo de identidad y un extenso etcétera. Algún día llegará la satisfacción de compartir con tanta gente fiel a la divisa, la alegría de un campeonato tan esquiva desde hace mucho tiempo

  4. jose angel acevedo

    Excelente el articulo, de verdad sin desperdicio. Yo soy Guairista desde que tengo sentido del baseball y por escuchar por radio desde mi ciudad natal Pto. Ordaz la narracion del musiu quien decia antes del primer lanzamiento: vamos a ver baseball por radio. Sere guairista hasta la muerte y orgullosos de pertenecer a esta logia tan humilde y comprometida como gran amante del buen baseball. Tiburones Pa’encima por siempre

  5. TU DE CARAQUISTA NO TIENES NADA PORQUE, BASICAMENTE, ERES UN INFELIZ!!!

  6. Noskamy Diaz

    Tu articulo me recurda porque de La Guaira Soy! Con OrgullO digO: que a los TIBURONES VOY, que de La GUAIRA SOY, que Esta FANATICADA es La MEJOR…. Asi mil añO pasen esta samba sigue SonandO y CantandO: Eh, Eh, Eh, Los TIBURONES… Eh, Eh, Eh, Los TIBURONES…

  7. Oigan por que no se escucha la radio ? =( de los tiburones horita stan transmitiendo el juego por radio yo stoy en barinas y no puedo escucharlos =,(

  8. jose alvis

    Soy de los Tiburones desde q tengo uso de razon(años 60). En ese entonces sus estrellas nativas eran: Remigio Hermoso, Enzo Hernandez, Oswaldo Blanco, Angel Bravo etc Y algunos impòrtados: Jim Rooker, Luis Tiant, Pat kelly, Paulino Casanova etc.
    Momentos inolvidables, con el Musio Lacavalerie y Tom Gonzalez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s