Category Archives: Uncategorized

¡Coronameste! No creo en ná’ ni ná’

Hola, soy Sergio y te saludo desde el sur de la Florida, donde el coronavirus nos sigue coronando a pesar de que llegó un calor de esos bien veraniegos, húmedos y con mosquitos que se empeñan en violar el distanciamiento social. Pero todo bien conmigo y con los míos. 

A estas alturas ya no sé muy bien de qué se trata salir de casa, más allá de comprar en super mercados hecho un manojo de nervios porque no sé si el siguiente tomate es al que le estornudaron encima, o si en el pasillo de los jugos alguien dejó volando un spray (cough cough) de COVID al usar mal su mascarilla, honrando el muy descubierto estilo de todos, porque bienaventurados sean quienes saben usar ese artilugio tan incómodo. 

Continue reading

Carta a mi padre Juan Vené en nombre de la “generación Maltín Polar”, la misma de Vizquel

Querido y respetado padre,

vizquel-uzr-polarCon todo respeto y la misma admiración de siempre te escribo estas líneas en nombre de muchísimos de esos a quienes conjuntas en “la generación Maltín Polar”. Te escribo en nombre de nosotros los cuarentones de hoy quienes vimos a Omar Vizquel hacer “florituras” en el estadio Universitario, durante las prácticas aquellas de los años noventa. Pero sobre todo, te escribo en nombre de quienes también estudiamos bastante acerca de este precioso juego llamado beisbol y que nos topamos contigo en divertidísimas diferencias y discusiones como esta de si merece o no entrar al Salón de la Fama Vizquel, ése a quien tu llamas “un muchacho bonito que Maltín Polar convirtió en ícono”.

Continue reading

Paseando por Caracas con musiquita en los 90s

Crecí en Caracas y a Caracas y su gente le debo gran parte de lo que soy. En un porcentaje bien pero bien alto, por Caracas hablo como hablo, como lo que como, bailo como bailo y me gusta la música que me gusta.

La siguiente es una recreación de un paseo por la gran ciudad que fue y de varias maneras sigue siendo Santiago de León de Caracas. Es un paseo con recuerdos bañados en discusiones musicales, que se aproximan a explicar por qué puedo escuchar en tracks seguidos una salsa brava, un new wave y un dance.

Vamos desde San Bernardino hasta La Urbina. Ocurre entre 1990 y 1998 y el co-protagonista es Zabdiel, un primo que ayudaba a mi mamá llevándonos y trayéndonos. En mi familia nunca hubo eso que llaman “chofer” y mi primo nos hacía la segunda. Continue reading